Moneda Niño Jesus de Praga en plata

Moneda Niño Jesus de Praga en plata 925, (en checo Pražské Jezulátko) es una imagen de Jesús en su etapa infantil, que se encuentra en la Iglesia de Santa María de la Victoria en Praga.

Características :

Medalla conmemorativa diámetro 30 mm – Niño Jesús de Praga en plata 925
  • Anverso: Niño Jesús de Praga
  • Reverso: Iglesia Nuestra Señora de la Victoria
Plazo de entrega 1-3 semanas dependiendo de la disponibilidad.

39,90 

Hay existencias

Descripción

Moneda Niño Jesus de Praga en plata 925, (en checo Pražské Jezulátko) es una imagen de Jesús en su etapa infantil, que se encuentra en la Iglesia de Santa María de la Victoria en Praga.

Características :

Medalla conmemorativa diámetro 30 mm – Niño Jesús de Praga en plata 925
  • Anverso: Niño Jesús de Praga
  • Reverso: Iglesia Nuestra Señora de la Victoria
Plazo de entrega 1-3 semanas dependiendo de la disponibilidad.

Mas detalles:

MaterialPlata 925
Diámetro de la medalla.30 milímetros
Peso de la medalla14,5 gramos
Certificado
Cápsula de plástico
EmbalajeCaja de terciopelo azul

Historia:

El Niño Jesús de Praga (en checo Pražské Jezulátko) es una imagen de cera de Jesús en su etapa infantil, que se encuentra en la Iglesia de Santa María de la Victoria y San Antonio de Padua (Kostel Panny Marie Vítezné), en la calle carmelita del barrio de Malá Strana, en la ciudad de Praga (capital de la República Checa). Leyendas piadosas sostienen que la imagen del Santo Niño de Praga una vez perteneció a Santa Teresa de Jesús y es considerada una imagen milagrosa, especialmente entre  las mujeres embarazadas.

Se cree que la imagen fue esculpida en España en el siglo XVI, y que pasaba de padres a hijos varones de la familia de los Condes de Treviño y Duques de Nájera (Manrique de Lara). María Manrique de Lara, casada con el canciller del reino de Bohemia Vratislav von Pernstein, debió de llevar la imagen a Praga.

Escudo de la Orden de los Carmelitas.

En 1562 Santa Teresa de Jesús efectuó una reforma en la orden religiosa y fundó el primer convento de Carmelitas Descalzas – Convento de San José – en la ciudad de Ávila. Posteriormente, junto con San Juan de la Cruz, fundó la rama de los Carmelitas Descalzos. La nueva regla buscó retornar a la vida centrada en Dios con toda sencillez y pobreza, como la de los primeros ermitaños del Monte Carmelo, que seguían el ejemplo del profeta Elías.

Información adicional

Color

Dorado